Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
El blog de lormaster

El blog de lormaster

encontraras de forma precisa y breve la historia de nuestra América y el mundo

Publicado en por lormaster

Esparta fue una de las ciudades-estado más importantes de la Antigua Grecia. Se estima que emergió en el siglo IX a.C. y que persistió hasta mediados del siglo II a.C., era considerada la ciudad-estado con mayor potencial militar de todo el territorio griego.

• El infanticidio fue una práctica frecuentemente utilizada en la antigüedad, pero en Esparta era un acto dirigido por el estado. Ningún recién nacido escapaba a los inspectores, quienes descartaban a aquellos bebés con defectos físicos aparentes. Los afortunados bebés que pasaban la inspección comenzaban su largo camino para convertirse en máquinas de guerra. Se dice que, para probar su resistencia, los bebés eran bañados íntegramente en vino en vez de agua, que eran ignorados cuando lloraban y también que eran entrenados para no temer la oscuridad.

A los jóvenes espartanos de entre 5 y 11 años se los conocía como «paidion», quienes debían pasar por un severo entrenamiento militar denominado «agogé». Durante ese período de tiempo, tenían que pasar sus días en barracas comunales acompañado de otros paidion. Uno de los primeros ejercicios a los que se tenían que afrontar era la «pyrriche», una danza que involucraba el manejo de armas. Los espartanos creían que los movimientos de la pyrriche aumentaban sustancialmente la agilidad de los jóvenes, permitiéndoles a su vez el manejo de armas a una muy temprana edad. Sin lugar a dudas, una de las costumbres más raras e interesantes de estos fascinantes guerreros.

• Convertirse en soldado era la única opción que tenían los jóvenes para ser un ciudadano «común» u «homoioi». Según las reformas del famoso legislador Lycurgus, los ciudadanos hombres tenían prohibido elegir otra ocupación que no sea la militar. Este compromiso podía durar décadas, ya que los guerreros tenían que permanecer en servicio hasta los 60 años. Tareas como la agricultura o la manufactura eran llevadas a cabo por las clases bajas, los denominados «Perioeci», compuesto principalmente por ciudadanos libres que vivían en las zonas periféricas a la región de Laconia.

• Los espartanos estaban entrenados para combatir sin miedo y hasta que el último hombre se mantuviera en pie. Rendirse no estaba en su diccionario, aquellos que por alguna razón bajaban sus armas terminaban suicidándose de la extrema vergüenza. Las madres espartanas eran conscientes del casi inexorable futuro de sus hijos; se dice que se despedían de ellos con la siguiente frase: «vuelve con tu escudo o sobre él». Solo dos clases de personas tenían sus nombres inscritos en la tumba: las mujeres que morían dando luz y los hombres que caían en el campo de batalla.

•En lo que se refiere a las mujeres espartanas, Platón, Aristóteles y Plutarco, coinciden en afirmar que las mujeres espartanas, además de ser dueñas y señoras en el ámbito familiar, ejercían una influencia poderosa en los asuntos políticos participando ellas mismas en las deliberaciones. Eso sólo puede significar que de alguna manera, la mujer espartana tenía acceso a los órganos de gobierno y podían expresarse ante ellos. Así que, en Esparta, la polarización de los roles de género afectaba básicamente a la milicia y a la maternidad, mientras que en el ámbito de gobierno estaba mucho menos diferenciado que en Atenas.

Por otra parte, las espartanas estaban obligadas por ley a casarse; lo hacían normalmente a los 20 años con hombres de su propia elección, que no podían haber llegado solteros a los 30. Había por tanto una cierta equiparación de edad que favorecía el trato igualitario en la pareja. También parece que no estaba mal visto, sino todo lo contrario y por el bien de la comunidad espartana, que las mujeres engendraran hijos al margen de sus esposos

Comentar este post

Etiquetas

Ultimos Posts

Alojado por Overblog